Tailandia, el país de las sonrisas

Se le llama el país de las sonrisas, y cumple lo que promete. Porque, aún sin entender palabra, sus habitantes le inclinarán la cabeza en señal de amabilidad. De espíritu budista, como atestiguan los impresionantes templos de la antigua capital, Ayuthaya, o Doi Suthep, en el norte, Tailandia rezuma paz interior. Quizá por eso, en los exasperantes atascos de Bangkok no se escucha un bocinazo. Y si el despertar se hace ingrato, qué mejor que un crujiente y terapéutico masaje tailandés para reconstruir el organismo.

   |   »